¿Te vienes al concierto? ¿A qué concierto?

Hace unos años, para promocionar un concierto ya fuera pequeño en una sala de provincias o multitudinario en un gran estadio, había varias formas. Se pegaban multitud de carteles por las paredes, se dejaban flyers en bares, se anunciaba en medios de comunicación convencionales…

carteles en paredes

Pero con la llegada de Internet poco a poco esto ha ido cambiando hasta llegar a un punto en el que se ha perdido esa magia. Y es que además, se puede decir que el que no está metido en el mundo 2.0 parece que no se entera de la oferta cultural de un lugar.

El otro día al ir a un concierto me encontré con unos conocidos y tras ponernos al día brevemente me preguntaron que a dónde me dirijía y les dije que a ver a unos amigos que tocaban en media hora y tal. El caso es que  no se habían enterado de ninguna de las maneras. Cual fue mi sorpresa que al poco de empezar el bolo, les vi que entraban y me acerqué a ellos…

-“¡Al final os habéis animado, eh!”

-“Sí, ya ves. La verdad es que no nos habíamos enterado, si no es gracias a ti. Tendrían que anunciar más estas cosas que se hacen en la ciudad, y además siendo gratis”.

Entonces se me encendió la bombilla y pensé que algo de razón tenían. El caso es que anunciado sí que estaba, pero principalmente en las redes sociales, a través de eventos, publicaciones y demás. Pero la organización dejó de lado (no sólo ellos sino muchos de los promotores que hay hoy en día) el publicitar el evento a través de la típica pegada de carteles, el dejar flyers en los bares,…esto implica que el boca a boca también funcione, en mi opinión. Qué pasa de aquella gente que por lo que sea no está en Internet porque le pilla un poco “viejo” o simplemente porque no le gusta, o que por casualidad no ha podido desde hace días; o que decir de la multitud de eventos que nos llegan todos los días a través de las redes sociales y que al final provocan que pasemos de todas esas peticiones y hagamos lo que nos de la gana cansados de ver tanta notificación.

¿Vamos a olvidar de un plumazo todo lo que han hecho nuestros “mayores” en pro de la música en directo más si cabe cuando son ellos los que más saben de esto? ¿A qué punto vamos a llegar? Una cosa es que los avances tecnológicos corran más que el resto, pero eso no quita para que todos nos podamos enterar de un evento de la forma más visual y física que no tan fría y virtual a través de una pantalla de ordenador.

P1000101

Me acuerdo hace unos años cuando Internet todavía era un enano en construcción, y que la forma de enterarse de los conciertos era a través de revistas especializadas, emisoras de radio,…yo era de los que me gustaba coleccionar flyers. De hecho, un colega que estudiaba en Madrid me traía cada vez que venía a la Burgati un puñado que había ido juntando en bares y discotecas de la capital.  Y así nos enterábamos por aquí de lo que se cocía por allí. No quiero decir con esto que los flyers hayan desaparecido pero sí es reseñable su poca importancia hoy en día dentro de los nuevos consumidores de música y fiestas en directo.

Y como todo en esta sociedad, desconocemos hasta qué punto vamos a llegar con esto. ¡Acaso los diseñadores gráficos, imprentas, ponedores de carteles y cual feliz entusiasmado por la música no tienen derecho a ganarse la vida haciendo lo que les gusta!

Vamos a intentar parar un poco esto y dar más valor a aquella gente que se lo curra de verdad.

¿Y tú que opinas?

También te podría gustar...

Deja un comentario